Cargando...
 

Año 1823

25 de enero de 1823

Durante un temporal de levante aparecen en la playa de la Atunara una cantidad de barriles de licor muy numeroso, probablemente caidos desde la cubierta de alguno de los mercantes que en aquellas fechas se dirigian en su ruta hacia el estrecho.

La mercancia fue inmediatamente vendida por los propios ciudadanos que por voluntad propia se encargaron de recogerla, la alegria por este inesperado "regalo" llegado desde el mar hizo aumentar los ingresos de las humildes viviendas del entonces conocido como Punto de La Linea, alegria que se acrecento cuando los dueños de los establecimientos  invitaban a una copa a los mismos que le habian vendido las barricas a un supuesto bajo precio.

 

El entonces subarrendador de bebidas alcoholicas, al mermar sus habituales ventas de suminitros a los comerciales denuncio los hechos a la policia destacada en la zona y dependiente del ayuntamiento de San Roque, la policia de esta zona dio parte a la policia de San Roque y unos dias mas tarde, el 4 de febrero, se realizo una inspeccion con el fin de requisar los barriles que no habian sido abiertos, probablemente por que el citado licor que desconocemos de que tipo, era de aquellos que se debian consumir en un corto periodo de tiempo y luego se agriaban, pudiera ser tambien que este mismo motivo fuese el porque de que fuese vendido en tan poco tiempo y a un bajo precio.

La inspeccion del dia 4 de febrero fue encabezada por el alcalde primero presidente, un escribano y el secretario del ayuntamiento, inspeccionando todos los locales pero con el resultado de que no pudieron conficar ningun barril ya que todos habian sido abiertos para celebrar e invitar como anteriormente se relató, a los ciudadanos por la alegria de tan curioso hallazgo.


Valora esta página:
Resultado de votos: - / 10
Contribuyentes a esta página: admin .
Última modificación de la página el Sábado 27 de Junio, 2015 03:03:01 CEST por admin. (Versión 3)